adidas equipacion espana

26 Ojo ¡¡¡¡ Thiago se tira al césped. Pablo volvía de Madrid, se iban a Das, un pueblecito de apenas 200 habitantes (aunque sólo residan habitualmente unos 30) en la Cerdaña, donde dedicaban su tiempo a hacer senderismo, a jugar («poco», precisa un vecino) en el club de golf y, sobre todo, a esquiar». De hecho, los dos hijos del juez estaban federados. Otros días se iban a la Costa Brava. O el juez y su mujer cogían su Harley Davidson Fat Boy y hacían excursiones con otros moteros. Si se quedaban en Barcelona, segunda equipacion españa 2022 a Llarena le gustaba pasarse por el mercado de La Boquería para tomar el aperitivo y hacer la compra. «Nada fuera de lo habitual.